Con millonario proyecto alcalde de Lo Espejo espera acabar con calles en mal estado

El Consejo Regional Metropolitano de Santiago junto al Municipio, pondrá en marcha una iniciativa que permitirá mejorar el tránsito vehicular y peatonal en algunos sectores de la comuna, los que actualmente están repletos de grietas y fisuras que ponen en peligro a las personas.

Una de los grandes problemas que aqueja a la comuna de Lo Espejo, es el mal estado de las calles de algunos sectores con gran afluencia de transeúntes y vehículos. Por ello, el alcalde Miguel Bruna ha puesto énfasis, a lo largo de su gestión, en la reparación de las zonas en peores condiciones para evitar accidentes y entregar mayor seguridad a los habitantes.

En este contexto, junto a la Comisión de Infraestructura del Consejo Regional Metropolitano de Santiago, presentaron un proyecto denominado “Conservación de Calzada Etapa III”, el cual con una inversión de 1.500 millones de pesos, permitirá recuperar el tránsito seguro en 26 mil metros cuadrados de pavimento y sus complementos, superficie que contempla las poblaciones Clara Estrella, José María Caro, Lo Sierra, Villa Nueva y Pueblo Lo Espejo.

Nuestra comuna tiene lugares con inadecuadas condiciones para el tránsito vehicular, los cuales se han convertido en vías inseguras cuyas grietas, fisuras y baches, además de exponer a los habitantes a accidentes, incrementan los costos de traslado, por lo que es de suma urgencia poner en marcha proyectos que entreguen una solución a estos problemas”, destacó el edil, Miguel Bruna.

El mal estado de las calles en estos sectores, se debe principalmente a la antigüedad de la calzada, erosión de la superficie por acumulación de agua que arrastra sedimento, cambios bruscos de temperatura, tránsito de vehículos muy pesados y derrame de productos u objetos extraños en la superficie.

Por ello, con la puesta en marcha de este proyecto, será posible mejorar las calzadas en mal estado, a través de diversas reparaciones y mantenciones de pavimento, para así, recuperar estándares del tramo vial existente y mejorar el tránsito.

El arreglo de las calzadas, no solo devolverá la seguridad a quienes transiten por estas zonas, sino también implicará un importante ahorro en tiempo y combustible (trayectos más directos y menor consumo de neumáticos, lubricantes, repuestos y mano de obra por mantención); menos contaminación y menos estrés en las personas que habitualmente pasan por estos lugares en mal estado.

El proyecto permitirá además al Municipio disminuir los gastos destinados para la mantención de las calles, por lo que podrá invertir esos recursos en otras prioridades para mejorar la calidad de vida de los habitantes de Lo Espejo.

Comparte en las Redes Sociales