Programa Quiero mi Barrio y vecinas de Lo Espejo llenan las calles de colores

Hace más de una década, algunas de las principales comunas de la capital pusieron en marcha el programa Quiero Mi Barrio, impulsado en el primer mandato de la Presidenta Michelle Bachelet, el cual tiene como principal objetivo recuperar y mejorar las condiciones del entorno, fortalecer las relaciones sociales y propiciar barrios más integrados, a través de una mayor participación de los vecinos, ya sea en iniciativas comunales, consultas y reuniones.

Motivados por este programa y frente a la necesidad de mejorar la señalética de las vías  en Lo Espejo, vecinas de la comuna, específicamente de la población Santa Olga, pusieron en marcha todas sus habilidades y creatividad para la confección de mosaicos con el nombre de calles y avenidas. Esta original iniciativa, no solo es de gran utilidad para los peatones y vehículos que transitan por el lugar, sino además ayudan a hermosear la comuna.

“Es importante que los vecinos crean en estos programas y participen en ellos, ya que unidos podemos lograr mucho. Hoy nos sentimos orgullosas porque solucionamos un problema en la comuna y veremos nuestro bello trabajo todos los días al caminar por el barrio", destacó Gilda Domínguez, dirigente del Consejo Vecinal de Desarrollo de Santa Olga.

Por su parte, la Secretaria Técnica Regional de Quiero Mi Barrio, Paulina Astudillo, destacó la importancia de este tipo de iniciativas para establecer una red solidaria entre los vecinos de la comuna, "el trabajo estético realizado es algo muy valorado por las vecinas, ya que además les ayuda a mejorar la convivencia y entrega un sentido de pertenencia que quieren compartir con los demás habitantes del sector”.

Iniciativas como ésta, reflejan la importancia que tiene este programa para las comunas y sus habitantes. “Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida de los vecinos, además de recuperar la vida de barrio. Con este tipo de acciones se generan relaciones sociales solidarias y de comunidad, lo que es tremendamente valioso para nosotros”, señaló Gonzalo Acosta, Encargado del Plan de Gestión Social del Quiero Mi Barrio en Santa Olga.

Además de ser una ayuda para los habitantes, dar vida a la comuna y fomentar la participación de las personas, las vecinas que fueron parte de esta actividad tuvieron la oportunidad de mostrar sus habilidades y talento creativo.

"Estas actividades generan un tremendo aporte a la comuna. Es muy importante que el ministerio y el municipio se unan para realizar más  acciones de este tipo y así se recupere la cultura ciudadana", manifestó Ximena Vidal, Asesora Cultural y de Participación del Quiero Mi Barrio.

Comparte en las Redes Sociales